Translate/Traducir

lunes, 1 de agosto de 2011

El insomnio de la luna

Llegar del trabajo, entrar a la casa oscura y silenciosa, prender la televisión para que el ruido no revele las ausencias. Sentarme en el sillón y mirar sin ver cambiando de canales. Prender la ducha y prepararse para que termine el día, apagar las luces y dormir. La cotidianidad y la vida que pasa y pasa sin pasar de mucho. Le confieso a mi almohada que te esfumas. Llega el insomnio a hacerme compañía, me abraza la presente ausencia de tus brazos. Doy vueltas en la cama intentando negarlo, intentando aceptarlo; intentando. Me llega la madruga y camino a oscuras por un vaso de agua lo encuentro en el mismo lugar donde cada cosa permanece. Una casa no siempre es un hogar. Miro por la cortina como si el solo mirarte encontrara tu mirada en mi ventana: que ingenua la luna que se asoma y se escapa. ¿Por qué te extraño sin haberte tenido? ¿Por qué te necesito sin haberte conocido? Ya me dueles y no llegas. Ya te miro y ni se dé que color son tus ojos, ya soy de ti sin que puedas tenerme. ¿Dónde te guarda la vida tan lejos de mí? ¿Donde se esconden tus manos? El día se cuela en mi ventana y me descubre desnudo la mañana.

1 comentario:

  1. Que sola se puede sentir una casa cuando falta lo mas importante, ella. Me ha encantado la manera de expresarlo.
    Acabo de llegar a fisgar tu blog, si no te importa me quedo aquí :)

    Besitos y sonrisas nostálgicas :))

    ResponderEliminar