Translate/Traducir

viernes, 6 de junio de 2014

Libre

Si al menos pudiera soltar del alma las palabras apretadas, el júbilo del llanto contenido, la alegría de romper esas cadenas, esas prisioneras cadenas que apresaban mi alma. Diste luz a mi mente, y en ella la paz se hizo gracia, como el agua que se calma y deja ver sus profundidades, como el viento que cesa y espeja el cielo azul sobre el charco. Llore incansablemente, llore sonriendo de felicidad, un instante de presente perfecto, perpetuo, constante, hermosamente bello. Cada lágrima limpiaba mi cara y mientras nacía una nueva se extendían mis alas, más inmensas que antes, como nunca las había sentido, alas que abrazan, alas que cubren, alas que contienen al mismo universo. Una caricia de Dios y nada volvió a ser igual, un destello de luz y todo se acomodo en su lugar. Mi alma viajera comenzó a recordar, inmensos halos de luz, lo infinito y lo infinitesimal, la coincidencia de estar en el preciado instante, en el preciso lugar.

1 comentario:

  1. puedo sentir...la inmensidad de tu sentimiento...puedo transformar mi visión viendo tu transformación...puedo detener el instante mismo que Dios penetra mis ojos y hace posible la vida misma en cada una de mis células...puedo sonreír y estar agradecida por tantos dones y tu perfecta companía Diego....GRACIAS POR LA BELLEZA DE LO SIMPLE QUE EXPRESAS!!! LUZ LUZ MAS LUZ...YAS.-

    ResponderEliminar