Translate/Traducir

martes, 13 de diciembre de 2011

Sin que me lo pidas

Todo lo daría yo: desde mis más sinceros suspiros hasta las cosas que aun no tengo y tendré. Lo entregaría sin dudar: la palabra que antecede la caricia, las cosas complejas y sencillas que son parte de mí. La luna que me canta versos al oído, mi desafinada guitarra, mi voz, mis manos; mi todo. Porque ya nada es del todo mío, porque todo lo que ansío, lo que he conseguido y lo que no, los sueños r...otos y por los que lucho aun con convicción, todo era mío, incluso el mundo, incluso el color, la pasión, el dolor. Todo era mío y te lo di sin que lo pidas. Y se me olvido que pasaron los años, demasiados años lejos de mí, llenos de poesía, de ilusión; de la triste esperanza de sentirte venir y que no llegues, de dormirme sin ti, de quedarme tan solo. Y todo te lo di, y entero el corazón con cada una de sus heridas, mi alma bohemia enamorada y perdida, la noches en vela pidiéndole a Dios tu amor; tu alegría. Todo era mío y te lo di sin que lo pidas.

3 comentarios:

  1. Uff, genial. Seguiré visitando vuestra página.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta vuestra poesía; una propuesta diferente y más humana.

    ResponderEliminar